lunes, 24 de julio de 2017

Solución "definitiva" para DCMProvider en Samsung J7 con Android Marshmallow

Con Android Marshmallow vino un problema, y es que, sin razón alguna, aparece el mensaje 

DCMProvider se ha detenido

No es gran cosa, pero molesta y mucho, más si uno, luego de investigar en Internet, se da cuenta de que la única solución propuesta, el Forzar Cierre, y luego Eliminar Caché y Eliminar Datos, para luego reiniciar el móvil, simplemente no era ninguna solución definitiva. 

Y más aún cuando Google no tiene un grupo oficial de soporte técnico para Android (que es de su propiedad) y más bien indica que se buque ayuda en el sitio web del fabricante del móvil, en mi caso, Samsung. Y cuál no sería mi sorpresa cuando los de Samsung, vía chat, me dicen que sólo dan soporte para las app de Samsung pero no para Android, que lo llevé al soporte técnico (pagando por supuesto). 

Y para poner la guinda a la torta, en muchos foros reportan que restablecer los ajustes de fábrica, lamentablemente no daba los resultados esperados.

Bueno, como mencioné, me puse a curiosear y encontré una forma en que, al menos, el bendito mensaje no se vuelve a ver más, pero eso NO quiere decir que el problema fue solucionado, sino que la notificación fue eliminada. Y no, no es manejando las notificaciones de DCMProvider, sino además, de los servicios que la gobiernan o usan. 

Esto fue lo que hice
  1. Entré a Aplicaciones - Administrador de aplicaciones - Mostrar aplicaciones del sistema (opción MÁS en la esquina superior derecha).
     
  2. Ubiqué DCMProvider
  3. Entre a Notificaciones, desmarqué las 2 primeras (en mi caso sólo la segunda) que son Definir como prioridad y Vistas previas emergentes
  4. Marcar Ocultar en pantalla bloqueo (la última) primero y luego la anterior, Ocultar en pant. bloqueo y verán que la última desaparece (es normal).

  5. Regresar a las opciones de DCMProvider y seleccionar Uso de datos
  6. Al final, luego de la gráfica, aparecerá un par de servicios (en mi caso CHMProvider y DCMProvider) y luego com.samsung.dcmservice y com.samsung.storyservice
  7. Regresar a la lista de aplicaciones (la que muestra las aplicaciones del sistema) y ubicar CHMProvider, com.samsung.dcmservice y com.samsung.storyservice (o las que muestre en su caso particular) y realizar los pasos 3 y 4


Y listo. Desde que hice eso, el mensaje en cuestión, motivo de la mortificación de muchos, no ha vuelto a aparecer. 

viernes, 2 de junio de 2017

Otras de cal y arena

No se porque, pero en cuestión de películas, muy pocas resisten segundas partes. No pocas resultan en éxito comercial, pero eso no implica que sean buenas, y basta recordar la trilogía Matrix , donde si bien es cierto las tres eran necesarias para contar la historia, y donde las dos últimas tuvieron un derroche de efectos especiales, la primera, y simplemente porque fue el inicio, tuvo mayor profundidad e interés. Todavía podemos recordar los comentarios nada favorables del soliloquio (así lo sentí) del arquitecto en la segunda entrega.

Otras, como las de la saga de X-Men han tenido altas y bajas. La película que trató sobre Apocalipsis, por ejemplo, no cubrió mis expectativas por varias "pequeñas" razones. Pero el motivo de este post  no es el de rememorar sino el de comentar las 3 últimas que he visto, donde lamentablemente el saldo no ha sido favorable.

Logan. Esta última entrega de la saga de los X-Men ha sido, a mi gusto, la mejor de todas y de lejos. Sin tantos efectos especiales notorios ni presencia de variados mutantes, esta película narró una muy buena historia y le dio al personaje el canto de cisne apropiado y correcto. No esperaba algo así. Lástima que el actor ya no encarné más, al menos, a este personaje, y digo esto porque hacer uso de otro actor, lo cual no será ni imposible ni inevitable, resultará como en el caso de James Bond donde Sean Connery marcó la pauta y no fue nada fácil a sus predecesores el llenar sus zapatos (uno no pudo).

Solo hubo una inconsistencia que no logré explicar. En una de las películas en solitario de Logan, cuando viaja a Japón, pierde sus garras metálicas y estas son reemplazadas por las originales de hueso (al menos eso me parece, en cuanto al material). Sin embargo en esta película se le ve todavía con sus garras metálicas. Supongo que alguna explicación “friki” debe haber, y consistente con el personaje y las historias del universo de los X-Men, pero como no ha sido explicado tangencialmente en la película, resulta un poco “confuso” para alguien, como yo por ejemplo, que no esta tan embeido en estos temas.


John Wick Chapter 2. No sabía de este personaje, y llegué a el de pura casualidad, mientras buscaba películas por actor, y despertó mi curiosidad. La primera película de John Wick simplemente me encantó. Escenas de lucha que estaban en el límite de lo creíble y lo increíble, un argumento muy oscuro (me refiero a la organización y tradiciones del bajo mundo de los sicarios) capturó mi atención desde el inicio. Igual efecto tuvo la primera entrega de El Transportador aunque en este caso las siguientes entregas fueron muy parejas. Pero no en el caso de Wick. La primera me impresionó pero la segunda, sinceramente, me aburrió. Vamos, no tanto, me entretuvo aunque el argumento resultó sumamente predecible y las peleas más creíbles que increíbles. Pero no me cautivó como la primera.

La primera la he guardado en mi colección, pero esta no. Para matar el rato esta bien, pero aún cuando soy de mantener colecciones completas, en este caso voy a hacer una excepción. Supongo que si sale una tercera entrega y llena mis ojos, buscaré descargar nuevamente la segunda “muy a mi pesar”.


The Lego Batman Movie. Decepción total. Y esperaba esta película con ganas. El problema fue que ridiculizaron mucho al personaje, y además destacaron demasiado su lado oscuro, justamente lo que más diversión ocasiona, como se vio en las anteriores películas donde participó. Contrariamente a lo pensado, la trama estuvo muy interesante, aunque la gran diversidad de personajes llegó a colapsar la atención por no poder disfrutar tranquilamente de cada uno de ellos. Demasiados personajes.
Pero, reitero, lo peor fue como construyeron al personaje principal. La comicidad de Batman esta en que el no sonríe para nada y habla poco. Este, en cambio, habla mucho y se muestra demasiado vulnerable. La parte en que reconoce su debilidad es buena, bien llevada, pero nada más. Lo siento pero no me gustó nada.




¿Crees que he exagerado o que estoy totalmente equivocado?

domingo, 28 de mayo de 2017

Simple satisfacción

Pues hoy domingo, siendo la 1:51 de la madrugada, en Lima, Perú, luego de haber asimilado que NO tendré, al menos por ahora, la laptop que me iban a prestar, y continuando con el sufrimiento del congelamiento frecuente y aleatorio del mouse por la falla de los puertos USB, se sumó otra "consideración" manifestada en la forma de un aviso en el navegador Chrome, que debido a que no puedo por ahora actualizar Windows Vista a una versión inmediata superior, mínimo Windows 7, no se ha actualizado desde hace meses, que me informaba de la presencia de malware en mi browser.

Buscando e investigando descubrí que el causante era la extensión que utilizaba para modificar la new tab del browser. Antes usaba otra que, debido a que Chrome no estaba actualizado, presentó fallas por incompatibilidad, y claro, la desinstalé y busque otra que me resultará útil. Pero al final, esa extensión fue retirada de la tienda de Chrome y empezó a dar problemas. La eliminé y asunto solucionado. Pero me quedé sin poder personalizar la new tab de Chrome.

Entonces simplemente decidí crear mi propia extensión. Y me tomó apenas 2 horas en conjunto (durante todo el día, programando un poquito por ahí, otro por allá, y así sumé algo como 2 horas) y ahora tengo mi propia extensión para personalizar la new tab. No es completa, ni tiene efectos sofisticados, tampoco puedo arrastrar iconos y personalizarlo casi al 100% como son las que están disponibles en la tienda de Chrome, pero funciona, y funciona bien. Como tengo el código fuente a mano, puedo modificarlo según mis necesidades inmediatas.

Supongo que con el paso de los días, y luego de seguir investigando, aprenderé a programar esos efectos y posibilidad de personalización que tienen las otras extensiones. Y quién sabe, capaz hasta pueda animarme a publicarla en la tienda de Chrome.

Como sea, el día empezó mal y terminó mucho mejor, sin ser bueno del todo, igual, sigo viviendo otro día, y al rato dormiré para empezar la rutina de todos los días. Si, ha sido un día bueno dentro de todo.


viernes, 26 de mayo de 2017

Cuando la paciencia muestra límites insospechados y no esperados

Una cosa es aceptar una realidad porque no tienes opción de cambiarla o evitarla, y otra, creo, muy distinta es aceptar una realidad con resignación y conformar con ella una unidad. La primera implica, al menos lo tomo de esa forma, una suerte de imposición. A veces puedes verla venir, pero otras no, y aún viéndola venir, rechazas el hecho insoslayable de que estaba por venir y no puedes hacer nada por evitarlo. De ahí el sentir de imposición.

En el otro caso, hay posibilidades de corrección o enmienda, pero evitas hacerlo por motivos, digamos, más lógicos que importantes. Dejaré la filosofía y narraré el hecho sin adornos.

Como en otras publicaciones lo he mencionado, mi laptop esta en las últimas, de verdad. Pantalla malograda, con visibilidad menor al 10%, teclado con un 20% de teclas que no funcionan, un HDD con fallos y sobreviviendo porque, y sin ánimo de polemizar, el sistema operativo (Windows Vista Home Premium 64 bits con Service Pack 2) funciona bien dentro de todo, los puertos USB están con intermitencias en su funcionamiento, lo que ocasiona que el mouse se congele cada 3 o 4 minutos por espacio de hasta 10 segundos, debido al fallo del monitor, el instalar otra versión de Windows se vuelve algo complicado al no poder ver casi nada, y por ende tener el riesgo de no realizar una instalación apropiada de Windows 7 (lo cual es necesario para evitar estar fuera de actualización, de que Chrome esté con la última versión y que el Windows Security siga funcionando) y para finalizar, la batería murió, ya no almacena nada (hasta hace unas semanas me permitía 5 minutos de autonomía, ahora cero), lo cual termina por convertir esta laptop en una PC de escritorio convencional.

Con todo esto, he esperado el momento de poder comprar una nueva PC, lo cual he decidido cancelar por el gasto ya que hay que ahorrar lo más que se pueda, y gracias a Dios, me prestarán una laptop a la cual le he comprado un nuevo HDD para hacerla funcionar.

Pero esto ya lo he mencionado en otra publicación previa. Reitero todo esto porque, al menos que pase algo inesperado, mañana sábado tendré dicha laptop y empezará un período de transición y calma. Transición porque primero tendré que configurar el sistema operativo instalado, Windows 7, tomando como referencia la actual configuración de Windows Vista. Y no pasa por hacer una migración o usar el Microsoft Easy Transfer. Yo prefiero hacerlo a mano. Tengo un backup de los archivos, lo que podré restaurar fácilmente, pero la personalización es un detalle que siempre me ha gustado hacerlo a mano.



Una de las ventajas de este proceso es que instalaré sólo lo necesario, teniendo la experiencia de lo instalado previamente. Y podré disfrutar de la paz de no tener que soportar la lentitud y congelamientos. ¿Cuánto durará esto? Ni idea. Puede que semanas, meses o más, o capaz horas, pues la laptop tiene dueño, pero el dueño no aparece, o se ha olvidado de su existencia, vaya uno a saber. Para ello hay contingencias tomadas. Simplemente tomaré el HDD nuevo y lo pasaremos a mi laptop, esperando que Windows reconozca el nuevo hardware y seguir usandola con el teclado adicional, monitor adicional y con la limitación de que el puerto HDMI no funcionará ya, con lo que tendría que despedirme de seguir viendo todo en el TV. Ni modo, si así llega a ser, así tendrá que ser.

Y todo esto lo asumo con una calma y resignación que no reconozco como propia. ¿En que momento aprendí o asimilé este tipo de comportamiento? Lo ignoro. Igual llegará el momento en que mi laptop dejará de funcionar. Nada es para siempre, todo tiene un inicio y un final. Inclusive el amor. Del tipo que sea.

Así que los días, horas o minutos que tenga haciendo uso de esta laptop, deberé de memorizarlos, asimilarlos y hacerlos míos por siempre, para poder revivirlos luego y aceptar que "al menos lo vivido y bailado no te lo quitará nadie". Conformarse. Yo conocía una sola definición de la palabra conformarse: aceptar algo que se considera insuficiente o no deseado, que no satisface las expectativas de uno". Pero hay otra definición que es la que, desde que me la enseñaron, la uso como primera y única definición. Conformarse, Con + Formarse, unirse a algo, integrarse con algo o alguien, y que algo o alguien se integre con uno. Terminar ser una sola y única unidad a partir de 2 o más que decidieron con-formarse. Esta definición la aprendí en mi catequesis. Si, tiene un trasfondo religioso, moralista y espiritual, pero es más que suficientemente bueno al ser aplicado a la realidad cotidiana de cualquiera.



Si aprendiéramos a conformarnos con nuestra realidad, con nuestra "suerte", tendríamos mayor posibilidad de, no sólo entenderla y aprender, sino de seguir adelante y no sentir un lastre que nos detiene, que casi siempre es nuestra propia incapacidad de aceptar que "no todas las cosas se realizarán a nuestro gusto, sino a nuestra necesidad". Puede resultar algo muy parecido, casi como sinónimos en ideas, pero son dos cosas muy distintas. Lo que uno desea no siempre es lo que uno necesita.

Cuento las horas para recoger la laptop y, al regresar a mi casa, a mi habitación, conectarla, ver como carga el nuevo sistema operativo, viejo y obsoleto para la fecha de publicación de esta post, pero más estable y funcional que el que tenía, conectarlo al TV y ver como ocurre la "magia" del HDMI. Y luego, al terminar de poner en red mi laptop con la nueva inquilina, disfrutar de esta sensación el tiempo que pueda. A veces pienso que estaría bien, digo en lo permitido, sentir sincera y honesta lástima por mi vida, pero sería restarle mérito a lo que, con el paso del tiempo, he aprendido y convertido en lo que se llama "experiencia". Y mi experiencia es valiosa, útil y más que significativa. Y no es comparativa lo que realizo, sino simple declaración de que yo soy una persona valiosa, útil y más que significativamente viva. Yo sufro, sueño, anhelo y me conformo. Ergo, estoy vivo.

ACTUALIZACIÓN:
Ayer en la noche se comunica conmigo mi amigo que me prestaría la laptop, comentandome que tuvo un problema y es que la laptop se apagó y no prende para nada. El es técnico de computadoras pero a priori no sabe que puede haber pasado. Hoy hablé con el y me comentó que dejó cargando la batería pues podría ser eso, así que veremos más tarde. Como dije, lo asimilo sin entender aún como ni por que.